Última actualización : abril 2022

Mejores préstamos personales 2022

Obtén el dinero que necesita, rápidamente!

Antes de solicitar un préstamo, compara las condiciones de varios préstamos con nuestra herramienta dedicada

Encontramos 4 opciones de préstamos para tus requisitos
1
Aprobación inmediata
Adelantos
4.9
Adelantos
Solo un formulario, sin papeles ni demoras
  • Importe : $1,000 a $20,000
  • TAE : 0% - 1240%
  • Plazo : 2 - 4 meses
Ejemplo: Crédito de $10.000. A devolver en 3 meses. Cuota $6.667. Monto total a devolver $20.001. TAE 1.239%
2
Mejor tasa de aprobación
Credy
4.5
Credy
92.86% de aplicaciones aceptadas
  • Importe : $1,000 a $200,000
  • TAE : 188.44% - 203.72%
  • Plazo : 7 días - 3 meses
Ejemplo: Crédito de $300.000. A devolver en 65 días. Intereses $45.260. Monto total a devolver $345.260. TAE 203,72%
3
Crezu
4.3
Crezu
Acepta personas con Veraz
  • Importe : $1,000 a $150,000
  • TAE : 0% - 36%
  • Plazo : 2 - 4 meses
Ejemplo: Crédito de $3,000. A devolver en 3 cuotas de $1070. Monto total a devolver $3,210. TAE 28%
4
Posta
4.2
Posta
Acepta personas en Veraz
  • Importe : $10,000 a $200,000
  • TAE : 48% - 390%
  • Plazo : 3 - 18 meses
Ejemplo: Crédito de $200.000. A devolver en 18 meses. Cuota $15.841. Monto total a devolver $285.147. TAE 48,2%

¿Por qué confiar en Finlish?

Finlish es una plataforma de comparación que ofrece reseñas detalladas de productos financieros, como préstamos personales, tarjetas de crédito, pólizas de seguro y cuentas bancarias, entre otros. Sabemos que elegir el producto adecuado puede mejorar realmente tu situación financiera y tener un impacto en tu vida y bienestar.

Nuestra misión es facilitar el acceso a una información financiera independiente ¡Queremos ayudarte a entender cómo funciona el mundo financiero, para que puedas tomar mejores decisiones financieras! Nuestro equipo sigue unas directrices claras para garantizar que las reseñas no estén influenciadas por las empresas de crédito. Además, nuestros artículos se revisan con regularidad para asegurarnos de que recibas información actualizada.

Al buscar un préstamo personal, es importante comparar las tasas de interés y las condiciones que ofrecen los prestamistas. A veces, uno tiene prisa porque necesita conseguir dinero rápidamente. Pero asegurarse de obtener una tasa de interés adecuada te ayudará a pagar menos cada mes. Hemos seleccionado varias empresas que ofrecen préstamos personales. Hicimos esta lista tomando en cuenta factores como las tasas de interés, los importes de los préstamos, las comisiones, los requisitos de crédito… Consulta nuestra metodología de puntuación para saber más. Para obtener más información sobre cada empresa, echa un vistazo a nuestras reseñas, así como a los sitios web de las empresas.

¿Qué es un préstamo personal?

Los préstamos personales son una subcategoría de los préstamos. Suelen ser más cortos que los préstamos clásicos utilizados para comprar una casa o un coche. Estos préstamos a corto plazo pueden ser concedidos por bancos o por empresas privadas especializadas en préstamos. Hoy en día, existen nuevas opciones, como los prestamistas del mercado online y los prestamistas “par a par” (préstamos entre particulares). El dinero recibido al contratar un préstamo personal puede utilizarse para cualquier fin. Por ejemplo, puedes pagar otras deudas, financiar una remodelación o una mejora en tu casa. Los acontecimientos familiares importantes, como una boda o una mudanza, también son motivos habituales para solicitar un préstamo personal.

Cuando se aprueba el préstamo, el prestatario recibe la suma de dinero que ha solicitado de una sola vez. Esto es útil para hacer frente a una gran factura o financiar un evento mayor. Después, el préstamo se devuelve a lo largo de varias semanas, meses o años. Los plazos de la mayoría de los préstamos personales oscilan entre 6 y 60 meses. Algunos pueden ser más cortos, a partir de una semana, cuando el importe es bajo. Un préstamo personal se devuelve en cuotas, exactamente igual que los préstamos clásicos, como el préstamo del coche o la hipoteca de la vivienda. Las cuotas pueden ser mensuales, o a veces semanales.

Los préstamos personales suelen ser sin garantía. Esto significa que no tiene que dar una garantía (llamada aval) para obtener el préstamo. Las garantías típicas pueden ser su coche o su casa.

Si necesita dinero rápido, los préstamos personales son una buena opción porque el proceso de aprobación suele ser mucho más rápido que el de acudir a un banco. Algunos prestamistas privados pueden darte la aprobación en pocas horas, lo que es realmente útil cuando te enfrentas a una situación de emergencia. Si este tipo de préstamos te parece interesante, veamos los pros y los contras y conozcamos mejor cómo funcionan los préstamos personales.

Pros y contras de los préstamos personales

Pros:

  • Recibir el dinero rápidamente. La mayoría de las veces en uno o dos días. Algunos prestamistas pueden incluso enviar los fondos en un par de horas.
  • La mayoría de los préstamos personales no están garantizados, lo que significa que no es necesario utilizar el coche o la casa como garantía.
  • Más fácil de calificar que un préstamo bancario que suele requerir mucha más documentación.

Contras:

  • Algunas personas con un mal historial crediticio podrían no cumplir los requisitos necesarios.
  • Los tipos de interés son más altos que los de los préstamos bancarios tradicionales y los préstamos con garantía.
  • Hay que devolver el préstamo. Eso significa un pago mensual adicional. Presta atención a tu presupuesto para evitar problemas de reembolso.
  • Algunos préstamos llevan aparejadas comisiones, como las de demora o las de reembolso anticipado. Asegúrate de revisarlas.

¿Cómo conseguir rápidamente un préstamo personal?

Elegir un préstamo personal puede ser complicado, sobre todo cuando tienes muchas opciones. A continuación, te ofrecemos algunos de los consejos para conseguir un préstamo personal lo más rápido posible:

  • Define la cantidad de dinero que vas a necesitar. Es mejor decidir de antemano cuánto necesitas, para evitar la tentación de pedir un préstamo demasiado alto. Asegúrate de tener en cuenta las comisiones de apertura. Algunas empresas deducen las comisiones del importe total que te prestan.
  • Comprueba tu situación crediticia e intenta mejorarla. Si tienes un mal historial crediticio, o si tienes deudas impagadas, tendrás más dificultades para conseguir un préstamo. O puede que los préstamos te salgan más caros.
  • Comprueba si cumples los requisitos. Cuando entres en la página web de un prestamista, la mayoría te permitirá registrarte, introducir unos pocos datos, para que te consigan una tasa de interés. Esto permite comparar los tipos de interés entre varias empresas, para seleccionar la que le ofrezca la mejor oferta.
  • Termina el proceso de aprobación. Después de decidir con qué empresa quieres trabajar, tendrás que presentar los documentos. Por lo general, tu documento de identidad y algunos documentos bancarios o fiscales para validar tu historial crediticio. La mayoría de las veces esto se hace en línea, ya que permite a los prestamistas validar tu solicitud más rápidamente.
  • Empieza a devolver el préstamo según el plan. Una vez aprobado tu préstamo, sueles recibir los fondos en uno o dos días, a veces incluso más rápido. Asegúrate de comprobar cuándo tienes que empezar a pagar, para evitar que te cobren comisiones por retraso.

¿Cómo elegir una empresa de préstamos personales?

Siempre recomendamos que obtengas un presupuesto de diferentes prestamistas, antes de elegir a una empresa. Esto es fácil de hacer en esta página. Puedes visitar cada sitio y registrarte para obtener más información sobre las condiciones de cada préstamo. Para decidir cuál es el mejor préstamo para ti, puedes ver los siguientes criterios.

Requisitos para obtener un préstamo personal

Cada empresa de préstamos tiene una serie de normas y requisitos diferentes para decidir si aprueban o no tu solicitud de préstamo. Por eso es bueno registrarse en los sitios web de varios prestamistas para comparar los requisitos que te piden.

Puedes encontrar los requisitos de cada prestamista en su sitio web, así como en las reseñas de nuestros prestamistas.

Tasas de interés

Una de las cosas más importantes que hay que consultar al revisar ofertas de préstamos es su tasa de interés. Si tienes un buen historial crediticio, podrás acceder a prestamistas que ofrezcan tasas de interés más bajas. Esto es más interesante ya que el coste por el crédito será menor. Algunos prestamistas ofrecen una tasa de interés cero para el primer préstamo que solicites, lo que puede ser una buena opción si sólo necesitas un préstamo una vez.

Al comparar las tasas de interés, asegúrate también de tener en cuenta las comisiones. Algunos prestamistas anuncian un tipo de interés bajo, pero añaden una comisión de solicitud que puede aumentar el coste total de tu préstamo.

Importes del préstamo personal

Determina por adelantado la cantidad que necesitas pedir prestada. Es mejor no pedir prestado más de lo que necesitas. De lo contrario, puedes tener la tentación de gastar más y acabarás pagando una cuota mensual más alta.

Una vez que hayas definido la cantidad, revisa los prestamistas que ofrecen esta cantidad utilizando la tabla de la parte superior de la página.

Opciones de pago

La mayoría de las empresas de préstamo tienen diferentes opciones de pago. Esto te permite elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Si necesitas una gran cantidad de dinero, es mejor seleccionar a los prestamistas que ofrezcan opciones de pago en varios meses o años. Si necesitas un préstamo pequeño, intenta devolverlo en un plazo más corto, para evitar que te cobren demasiados intereses.

Características y ventajas

Los factores más importantes son la cantidad, el tipo de interés y los plazos de pago. Además, puedes investigar el servicio de atención al cliente de la empresa. ¿Tienen un número de teléfono y correo electrónico? ¿Responden rápidamente a tus consultas? Si prefieres ir en persona, comprueba si tienen una oficina.

Por último, un punto interesante a comprobar es si tienen flexibilidad para modificar los préstamos. Por ejemplo, la opción de cambiar el día de pago, o la opción de ampliar la duración del préstamo en caso de que tengas dificultades para pagar un mes.

Razones para obtener un préstamo personal

La mayoría de los prestamistas te permiten utilizar tu préstamo personal para la finalidad que desees, sin ninguna restricción. Las razones más comunes para obtener un préstamo personal son

  • Gastos de emergencia. Cuando tengas que hacer frente a un gasto inesperado, como una factura médica o una reparación del coche, es posible que tus ingresos mensuales no sean suficientes. Si no tienes ahorros o no quieres utilizarlos, un préstamo personal puede ayudarte a repartir el gasto en varios meses.
  • Remodelación del hogar. ¿Tienes un gran proyecto de remodelación para mejorar tu casa? Un préstamo personal es útil en este caso, para pagar el proyecto en varios plazos. ¡Incluso puede mejorar el valor de su casa!
  • Compra o acontecimiento importante. Los préstamos personales también pueden utilizarse para cubrir el coste de acontecimientos importantes de la vida, como la celebración de una boda, el traslado a un nuevo lugar o la compra de un coche.
  • Consolidación de deudas. Si tienes varias tarjetas de crédito o préstamos pequeños, puede ser útil conseguir un préstamo personal más grande, que a menudo tendrá una tasa de interés más baja. Con este préstamo, puedes pagar todas esas pequeñas deudas.

¿Cuándo deberías pedir un préstamo personal?

Un préstamo personal puede ser una gran ayuda para afrontar un gasto inesperado o para realizar un proyecto con el que has soñado ¡Pero tienes que utilizar los préstamos personales de forma responsable! Cuando pides dinero mediante un préstamo, tienes que devolverlo. Si tu presupuesto mensual te permite hacer pequeños pagos mes a mes, entonces un préstamo personal podría ser una buena opción para ti.

¿Cuándo no deberías pedir un préstamo personal?

Los préstamos personales pueden ser útiles, pero no debes utilizarlos para todas las situaciones. Por ejemplo, utilizar un préstamo personal para comprar un televisor de gama alta, o artículos de lujo como ropa o perfumes, puede no ser la mejor idea. Podrías acabar pagando estos artículos durante varios meses o años.

Otra situación en la que un préstamo personal puede no ser ideal es si tus ingresos no son muy estables. En efecto, tienes que ser capaz de hacer frente a los pagos mensuales. Revisa cuidadosamente tu capacidad para devolver el préstamo antes de contratarlo.

Todo lo que debes saber sobre los préstamos personales

¿Qué es la TAE?

La TAE es un acrónimo que significa tasa anual equivalente. Es la cantidad extra que pagarás además de la del préstamo (el dinero que has tomado prestado). La TAE puede ser diferente del tipo de interés del préstamo. De hecho, la TAE se calcula sumando el tipo de interés y las comisiones del préstamo. Por lo tanto, la TAE suele ser mayor que las tasas de interés y es un indicador muy útil para comparar préstamos.

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo con garantía y un préstamo sin garantía?

Un préstamo se denomina asegurado cuando incluye una garantía. En términos financieros, la garantía se llama aval. Un coche o una casa son los objetos más utilizados como garantía. Este tipo de préstamos tiene un tipo de interés más bajo porque incluye una garantía y el prestatario corre el riesgo de perder su coche o su casa en caso de no pagar.

Por el contrario, los préstamos sin garantía no están respaldados por ninguna garantía o aval. El único factor es el historial crediticio. El riesgo es mayor, por lo que el tipo de interés a pagar será más alto. Este tipo de préstamo es más costoso, pero no hay riesgo de perder la vivienda si no se puede pagar.

¿Qué es un plazo de amortización?

Un plazo de amortización se refiere al tiempo que tienes para devolver un préstamo. En el caso de los préstamos personales, el plazo de amortización suele estar entre un par de meses y varios años.

¿Cómo afecta mi historial crediticio a mi oferta?

Los préstamos personales suelen ser sin garantía. Por ello, suelen tener tasas de interés más altas que otros tipos de préstamos. Y las empresas prestamistas analizan con más atención el historial crediticio de cada persona que solicita un préstamo.

Desde el punto de vista del prestamista, un mal historial crediticio significa que es menos probable que el solicitante pueda pagar. Esto se traduce en una tasa de aprobación más baja. Además, la tasa de interés a pagar será más alta que la ofrecida a una persona con un buen historial crediticio.

¿Vale la pena un préstamo personal?

La respuesta es “depende”. Cuando necesites una gran cantidad de dinero para financiar un proyecto o pagar un gasto inesperado, un préstamo personal puede ser una buena opción. Esto te permite afrontar el gran gasto y pagar una cantidad mensual menor. Puede ser mejor obtener un préstamo personal que utilizar tus tarjetas de crédito. Estas tarjetas tienen tipos de interés más altos.

Sin embargo, asegúrate de que realmente necesitas todo el dinero del préstamo. Si simplemente necesitas pagar una pequeña cantidad durante unas semanas, utilizar tu tarjeta de crédito puede ser más barato. De hecho, en algunos casos, las empresas prestamistas te cobran comisiones al principio del préstamo. Por último, debes asegurarte de que puedes devolver el préstamo. Si no es así, quizá sea mejor aplazar un poco tu proyecto, si es posible. Es mejor que obtener un préstamo que no podrás pagar.

¿Cuáles son los requisitos para un préstamo personal?

Cada empresa de préstamos tiene sus propios requisitos. Normalmente, los requisitos están disponibles en el sitio web de cada prestamista. Nosotros también los incluimos en nuestras reseñas. La mayoría de las veces, el prestamista comprueba tu identidad, tu situación crediticia (deudas actuales / historial de pagos) y tus ingresos.

El factor principal es, en la mayoría de los casos, tu historial crediticio. Cuanto mejor sea tu situación y tu “reputación” de pagar a tiempo, más probabilidades tendrás de que te aprueben un préstamo. Asegúrate de revisar tu situación financiera para encontrar el préstamo adecuado para ti. Deberías registrarte en varios sitios web de prestamistas para comparar los tipos de interés ofrecidos. Una vez que te aprueben un préstamo, tendrás que proporcionar algunos documentos al prestamista. Por lo general, te pedirán una identificación para demostrar tu identidad, un documento que demuestre tu lugar de residencia y algunos datos sobre tus ingresos y tu empleador.

¿Cuánto se puede pedir prestado con un préstamo personal?

Con un préstamo personal, la cantidad que puedes obtener varía mucho en función de tu historial crediticio y de la política interna de los prestamistas. Puedes echar un vistazo a la tabla que aparece en la parte superior de este artículo. En ella se muestra la gama de importes de los préstamos disponibles para cada prestamista.

¿Es posible pagar mi préstamo antes de tiempo?

¿Acabas de recibir una bonificación en el trabajo? ¿O algún familiar te ha regalado dinero por tu cumpleaños? En estas situaciones, puede ser interesante amortizar anticipadamente una parte de tu préstamo personal. Así evitarás que te cobren una tasa de interés elevada y unas comisiones caras. Casi todos los prestamistas permiten el pago anticipado, porque les interesa que los préstamos se paguen más rápido. Asegúrate de que no te cobren una comisión por pago anticipado (la mayoría no lo hace).

Una cosa que debes tener en cuenta es comprobar primero si tienes deudas de tarjetas de crédito, antes de pagar tu préstamo personal. Estas tarjetas de crédito suelen ser más caras que los préstamos personales, porque cobran una tasa de interés más alto. Puede ser mejor pagarlas primero, y sólo después, devolver parte de tu préstamo.

No puedo pagar mi préstamo personal. ¿Qué hago?

La vida puede ser difícil de predecir. Es posible que te encuentres en una situación difícil, en la que no puedas devolver tu préstamo. Si no puedes pagar varias cuotas seguidas, tu préstamo entrará en mora. La cantidad de pagos antes de que el préstamo entre en mora depende de la empresa prestamista. En algunas, esto ocurre en cuanto se deja de pagar una cuota. En otras, puede ocurrir después de unos cuantos impagos.

Si tu préstamo entra en mora, es probable que acabes pagando comisiones adicionales por retraso en el pago y que tu puntuación de crédito disminuya. Para evitar esta situación, se recomienda ponerse en contacto con la empresa prestamista, para ver si se puede ajustar el plan de amortización. Algunos permiten saltarse algunas mensualidades con un cargo extra. Ser honesto con el prestamista te permitirá minimizar el impacto de un impago.

3724 visitantes

encontraron un préstamo en los ultimos 7 dias